domingo, 3 de agosto de 2014

The amazing Spider-Man 2

No se nada del cómic, no he leído ninguno ni conozco dicho mundo pero, sin duda alguna y como simple espectadora que busca entretenimiento y distracción, pasar un simple -y muchas veces complicado de conseguir- buen rato, éste es el hombre araña más genial y fantástico, descarado e insolente que he visto.
Fanfarrón, bromista, cachondo y muy ligero, fresco y divertido junto a audaz, brillante, irónico, ocurrente, emocionante..., reúne unos estupendos adjetivos positivos que, unidos a la diferencia cronológica de la narración respecto lo visto hasta ahora, los siempre presentes y agradecidos efectos especiales y la combinación amena, graciosa e ingeniosa de personalidad, espectáculo, emotividad y accion consiguen una mezcla mucho más efectiva y funcional, explosiva e impactante de lo que hubiera esperado.
Simplemente estoy encantada, maravillada y asombrada por la grata sorpresa recibida.
El deseo de ver otro remake de Spider-Man resultaba cargante y pesado, una losa fatigosa que no estaba dispuesta a asumir pero los responsables de este magnífico blockbuster han pensado más en el atractivo comercial, en la llamada espectacular, en la estética deslumbrante, en realizar una venta gustosa, sabrosa y sensitiva que hipnotice al público y atrape sus sentidos más queridos.
Sin saber si respeta al dibujo original, sin conocer el grado de desvío respecto el auténtico superhéroe ésta respira una dosis pequeña de cada uno de los elementos necesarios para admitir con alegría, genialidad y sin atisbo de tristeza, pena o arrepentimiento que lo he pasado en grande y ha valido la pena el tiempo dedicado a su visión.
Ironías de la vida y de las suposiciones erróneas y estúpidas tengo una sonrisa en mi rostro y una placentera sensación de bienestar.
¡Bravo por ello!
Recordatorio para lectores confusos: recuerda..., ¡es Spider-Man!, no busques lo que no hay ni interpretes lo que no está escrito.



1 comentario:

Alex Dopico dijo...

"No se nada del cómic, no he leído ninguno ni conozco dicho mundo pero, sin duda alguna y como simple espectadora que busca entretenimiento y distracción, pasar un simple -y muchas veces complicado de conseguir- buen rato, éste es el hombre araña más genial y fantástico, descarado e insolente que he visto." Pues entonces no has visto nada. No por "nada", pero la vida comiquera de Spider-man (si, con quión, por motivos comiqueros aunque no lo necesite) es más de cine que cualquiera de las películas que se han proyectado. Me alegra que te gustara tanto como a mí, pero no pareces ser más que una crítica que no diferencia símbolos de iconos, iconos de figuras, figuras de siluetas y, en definitiva,siluetas de sombras.

Saludos.