jueves, 16 de enero de 2014

Oh boy

Qué difícil es levantarse, tomarse un café y pasar un día tranquilo!!! Si es que hay días que mejor no levantarse!!! Reflexión sobre las 24 horas de un chico que no sabe lo que quiere, que no sabe a dónde va pero de algo si está seguro, su persona no encaja con la gente que le rodea, no es feliz donde está y parece sentirse muy sólo rodeado de gente con la que no se entiende, que no le comprende y donde la comunicación es asfixiante. Una presentación interesante, sofisticada y en tonos aciagos para una vida desesperante, sin sentido dirigido y en perpetuo estado de estancamiento; una fotografía urbana, atrayente por si singularidad, en delicioso blanco y negro, localizaciones estáticas e inertes reflejo de un alma solitaria que no se compenetra con los demás. Lo atractivo es su presentación, el cautivador formato elegido para la narración; la seducción de la historia es su sentida sencillez, su ecuánime simplicidad y lo absorbente que puede llegar a resultarte la meditación de un nefasto día, en una vida sin rumbo de un chaval que sólo quiere tomarse un café tranquilo y en paz. Bien mirada tiene su encanto y fascinación; consigue un producto minimalista, original, bien cuidado y muy sobrio. 





3 comentarios:

grande dijo...

GraN PiNta

grAnd3 dijo...

La HE VisTo EsTa NoChe
M3 Ha GusTado

Lourdes Lulu Lou dijo...

Me alegra que disfrutaras. Saludos