martes, 10 de septiembre de 2013

Paraíso: amor

Desgarradora historia sobre el turismo sexual femenino, sobre la búsqueda de un no-existir que cubra la gran soledad que refleja su protagonista, añoranza patética y triste de una vida nunca tenida, esperanza de esconder sentimientos dolorosos y horriblemente adheridos al alma, esclavitud disfrazada por supervivencia desesperada...; relato que muestra cruelmente una realidad dramática, la angustia y tristeza de comprar un fingido amor, la dureza de su obligada venta y el resultado inevitable de una mayor soledad y dolor, si cabe. Y, a pesar de todo lo dicho y de todas las perspectivas creadas, el formato de la película, su deambular en todas estas emociones y su reflejo en la gran pantalla no consiguen conectar ni enlazar con el espectador, permaneciendo éste a distancia -aburriéndose por momentos- y, tristemente, perdiéndose una necesaria pero no-encontrada afinidad con lo relatado que permitiera apreciar lo contado como se merece. Impresionante interpretación de Margarete Tiesel que no logra enmascarar la falta de acierto en la redacción y el buen hacer de Ulrich Seidi, director y responsable de la misma. Te gustaría llegar a apreciarla completamente, sentirla más vivamente aunque..., se queda por el camino.  

1 comentario:

Nutti dijo...

Interesante comentario, enhorabuena por el blog!
Se muestra la realidad triste y vacía de esperanzas de los personajes. Personajes que son más personas, (de lo que nos tienen acostumbrados en las películas) llenos de necesidades e hundidos en sus problemas o en sus complejos.
Por otro lado la lentitud y la falta de banda sonora y los movimientos de cámara, son muy bien utilizados para crear esa verosimilitud. La fotografía y la iluminación son geniales. Además hay un buen uso del contraste en cuanto a colores.
Ya es la segunda que veo de la trilogía y la amo. Amo esa manera de desenmascarar y dejar ver todo lo que la sociedad y en concreto los individuos escondemos.
¿Lourdes me podrías recomendar una parecida? Gracias