sábado, 22 de febrero de 2014

Después de Lucía

Te va atrapando poco a poco, con una sutileza y energía de la que apenas eres consciente; dentro de su sencillez, melancolía y aburrimiento inicial te acaba cautivando por una desmadrada, permitida violencia juvenil que no parece conocer límite. Una ardua supervivencia que puede con el más duro de los corazones, una fuerza descomunal cuyo necesitado descanso provoca desenlaces insospechados, un lento y pausado caminar que desvela una realidad oculta para todo aquel que no quiere ver, por preferir una existencia soñada, resguardada; desesperación ante reiteradas vejaciones incomprensibles, no-asumibles que conducen al peor de los desastres. Su consumo va tomando forma conforme avanza, desde un sosiego inicial a un cautivador centro y a un impactante final, resolución resumen de un despropósito que no parece tener lógica. Modesta, humilde en su realización, veraz y expresiva en su crueldad manifiesta, explosiva en su exposición y de gran afinidad para con el espectador sorprende por su seductor efecto final dadas las primeras limitadas impresiones; dejar que avance y no precipitarse en su juicio es el mejor consejo para una historia que irás disfrutando paulatinamente, una agradecida lentitud que hará mella en tu esencia más sensible. Excelente trabajo mexicano cuyo favorable hablar de ella sólo entenderás tras su visionado completo.





3 comentarios:

grande dijo...

uFfff QuÉ BuEnA PinTa... Un DeSCuBriMieNto...

Juan De La Rosa dijo...

Hola,he visto tu blog y me parece bastante interesante,me he hecho seguidor,aquí tienes el mio por si te interesa también sobre cine http://filmefilico.blogspot.com.es/ gracias

Lourdes Lulu Lou dijo...

Gracias. Le echaré un vistazo encantada!!!