martes, 8 de abril de 2014

Mis días felices

Nada como un affaire para quitar las penas, endulzar el alma y alegrar el cuerpo; antídoto contra las depresiones, el abandono y la desesperanza hecha presente. Todo ello llevado y reflejado con exquisita serenidad y elegancia, finura y discreción; una evolución natural de un paréntesis inesperado, positivo y agradecido en el tiempo de retiro voluntario, pero no-querido-, de una mujer madura que no encuentra motivación en su vida cotidiana, en una familia formada durante años que no le transmiten la fuerza necesaria para sonreír todos los días. Alegría momentánea y falsa de volver a sentir cosquillas en el estómago, la joven sensación de volar y no importar nada, partir y no mirar atrás, pensar en el ahora e importar sólo uno mismo, egoísmo añejo vuelto a la vida, hormigueo placentero que elimina cualquier dolor presente. Serenas y elegantes interpretaciones para una dirección discreta pero concienzuda y un inteligente guión, tronco perenne que mantiene el poderío y vigor de todo el relato. La actuación de ... impregna toda la pantalla, la belleza de sus formas pausadas, lentas pero, a la vez, fervorosas y pasionales que te atrapan y seducen en cada fotograma; vives su pasión y arrebato con excitación y su derrumbe y melancolía con tristeza, transmite sus emociones plenamente y con perspicaz soberbia siendo capaz de sentirlas y vivirlas en primera persona de manera profunda y absorbente. Eficaz en su cometido, sencilla en su contenido, clara y directa en su arbitraje, concisa en los términos y muy absorbente en el resultado, efecto de una presentación cuidada, reflexiva y delicada que envuelve un paquete atractivo y de gran entusiasmo emocional. Película que relaja el alma y aquieta la conciencia para ser degustada con tranquilidad y paciencia, con ese sabor que proporciona la sabiduría de los años y que nada puede igualar; apacigua y calma, tranquiliza y agrada, efecto relax pero estimulante que conmueve suavemente y que consigue un pleno al quince en una quiniela de división menor.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

ignora a los que te agreden en mejor en VO, sigue con lo tuyo....

Lourdes Lulu Lou dijo...

Pensaba hacerlo..., pero gracias por el detalle de decírmelo.