lunes, 21 de julio de 2014

La chica del 14 de julio

Estoy tan cansada de esta historia que te intentan vender los expertos críticos que trabajan dando su opinión con pensamientos escritos porque donde ellos ven ironía, mordacidad e ingenio yo únicamente veo memez, tontería y aburrimiento, un eterno letargo de martirio y pesadez.
Escriben de este cansino, penoso Benny Hill francés que es divertida, hilarante, libre y atrevida, un irreverente trabajo delicioso que plasma con alegría y sin ataduras la actual situación social, político y económica que vivimos.
Yo sólo se que terminar su visión ha sido una larga pesadilla sólo soportable por el placer de expresar mi tortura silenciosa en estas, siempre sinceras, palabras que representan mi subjetiva opinión.
También advierten que hay muchas referencias locales que pueden impedir su venta y aceptación fuera de su bella tierra, indiscutible alegato que no puedo negar aunque tampoco puedo afirmar con rotundidad segura que haya sido el único motivo de mi agria decepción, de mi sonámbula letanía y mi devastadora sensación de..., oh por Dios!, que rollo, que tostón, que tomadura de pelo y pérdida de tiempo!, que charlotada!, donde insulto al propio Charles Chaplin al usar su seudónimo como referencia.
Hay películas que calan-otras que rebotan, unas de recuerdo inolvidable-otras de fastidio perdurable.
Yo se que me ha tocado a mí esta vez, espero que tú hayas tenido más suerte y hayas sido agraciado con un filme inteligente de visión fresca y audaz.
Yo me quedé en el lado opuesto.



2 comentarios:

Lucas Carlos dijo...

Hola. Qué tal. Voy a ver que me parece la película!
Me gustó mucho como escribís, si querés podes pasarte por un blog viejo y desactualizado que tenía, ahora voy a ver si puedo actualizarlo en breve.

http://lukacskarloff.blogspot.com.ar/

No se como puedo contactarme con vos. Te dejo un beso

Salud!

Lucas

Lourdes Lulu Lou dijo...

Estoy en twitter, facebook o google con el mismo nombre. Gracias