lunes, 5 de mayo de 2014

Divergente

Encontrar el lugar al que perteneces, distraer al personal y tenerlo controlado con normas y un trabajo asignado, orden establecido para aplacar el peligroso y desbocado libre albedrío, eliminar el instinto humano ante un descontrolado caos difícil e imposible de manejar. Película de entretenimiento y distracción, de enorme presupuesto basada en un best-seller de éxito que ya anticipa lo que vas a encontrar: un mundo de fantasía, personajes héroes que se rebelan ante la injusticia, potentes escenas de lucha y acción, la correspondiente historia de amor, amistad y traición, chico guapo, actriz de moda..., puntos comunes y básicos compartidos por todas las historias de este género. A la mínima que cuiden un poco el producto y hagan una buena venta del mismo -cosa asegurada- obtienen la taquilla deseada, recaudación que satisface y compensa cualquier mala crítica. Tampoco tiene mayor lectura; entretiene, divierte y ameniza; el mayor o menor contento depende de tus exigencias personales aunque, honestamente, no levanta muchas pasiones -ni un leve arrebato- ni tiene una adrenalina digna de mención; cumple correctamente su papel de diversión, esparcimiento y poco más; la emoción, tensión, vigor y vitalidad del espectáculo creado no alcanza cotas muy altas.




2 comentarios:

Bea Mendes dijo...

Coincido contigo en casi todo excepto con lo de actriz de moda. Este tipo de películas para adolescentes suelen buscar caras poco vistas, aún entrando en el mundillo, sin ser del todo conocidas. Luego, por todo, se hacen verdaderamente famosillos. Tiene toda la pinta de ser un "Los juegos del hambre", pero peor.

Lourdes Lulu Lou dijo...

Has dado en el clavo!!!