lunes, 9 de junio de 2014

X Men; días del futuro pasado

Fantástica, alucinante para tu hipnótica mirada, unos ojos sobradamente saciados por la espectacularidad de lo exhibido, potente acción, geniales efectos especiales, una explosión de color y sonido, de movimientos rápidos y veloces, de una armoniosa combinación que atrapa y enamora los sentidos, nuevos personajes que llegan con la chulería de su saber estar, con la confianza y la firmeza de su espléndido resultado más los queridos y añorados veteranos que recrean un fantástico entretenimiento de gran disfrute, de alucinante resultado y de placentero acogimiento. Ahora, sin negar un ápice de lo dicho y rematando con decisión cada una de las palabras esta vuelta al pasado para remodelar y cambiar el futuro, no es una excusa comercial para nuevas tiradas de estos inagotables mutantes?, un volver a empezar y relatar nuevas historias -pues las vistas hasta el momento se anulan al cambiar los hechos- que llenen la taquilla y den para seguir aumentando la recaudación? Que no se me entienda mal, el trabajo del director y de los guionistas es inmenso, como espectadora estoy satisfecha de la recreación visionada, contenta y agradecida por dos horas de buena diversión pero..., no se está abusando un poco de estos mutantes?, su hechizo y embrujo no disminuyen con la sobre explotación de su historia?, si se sigue dando tantos giros de tuerca..., no acabará por romperse el tornillo y devaluando un producto que encantó y fascinó en sus inicios, que fue desbordante explosión de riqueza visual y belleza sensitiva? No soy amante de los cómics y entiende el deseo de éstos de más, especialmente cuando se cuida y se mima tanto el trabajo realizado y su conclusión es tan efectiva y contundente aunque..., me encantan los dulces y los pasteles pero después de comerme seis o siete estoy saturada e incluso indigesta por muy buenos y exquisitos que sean éstos, he perdido la ilusión de seguir consumiendo más y su sabor ya no devora ni abre mi apetito. La película es fascinante, todo alabanzas aunque ha de saberse acabar algo con acierto, interrumpir la tentación de producir más sin final a la vista, evitar el agotamiento de una caminata sin meta conocida que aturde por la reiteración de su andar por andar; una carga excesiva y reiterada anula un cómodo viaje y mata/elimina el bello recuerdo de una memoria que pertenece y debe permanecer en el pasado, un stop a tiempo para salvaguardar el maravilloso fruto recogido de una siembra excelente y novedosa.




1 comentario:

Bea Mendes dijo...

La vi el pasado domingo y me resultó bastante entretenida. El argumento, un tanto rebuscado, pero con un buen resultado. Lo que más me gustó fue ver a los viejos personajes, que me gustan algo más que los nuevos. Eso sí, hay ocasiones en las que flojea un poco la historia.